Entrevista a un Fotógrafo

Hemos invitado a uno de los buceadores más apasionados por el buceo y por la fotografía que he tenido el gusto de conocer. Una persona súper sencilla y humilde que te alegra con su presencia en cada buceo compartido. Y esta hoy con nosotros para compartir burbujas y anécdotas sobre el mar, sobre sus comienzos y, sobre todo, su amor por la fotografía subacuática.  

  • Para los que no te conocen dinos… ¿Cómo te llamas? 

Soy Joan Pereyra Tur, ibicenco de nacimiento, toda mi vida he vivido unido al mar, de muy pequeño pasaba los veranos y los fin de semanas en una casita pegada al mar en Es Viver, estábamos todo el día en él, haciendo snorkel, remando con un bote, haciendo vela y pescando, con caña, redes y después pesca submarina. 

  • ¿A que te dedicaste toda tu vida? 

He sido veterinario, durante muchos años por el trabajo, formando una familia dejé el mar pero volvía a retomarlo hará 8 o 9 años, fui al centro de buceo SCUBA IBIZA y allí me saqué todo las titulaciones e hice amigos y compañeros de buceo para siempre. 

  • ¿Cuándo fue la primera vez que buceaste? 

Mi primer buceo fue a los 16 años, en aquella época aún no existía titulación , un amigo trabajaba en un centro donde reparaban neumáticas y cargaban botellas con aire. Los domingos cogíamos botellas e íbamos a bucear por nuestra cuenta. Lo hicimos durante 3 años aproximadamente hasta que fui a estudiar a Zaragoza. 

  • ¿Por qué?  

Nos sentíamos muy curiosos por todo el mundo submarino, los documentales de Jacques Cousteau fueron muy importantes en nuestra época, incluso tenía la enciclopedia suya. 

  • ¿Qué esperabas encontrarte?  

Sabía lo que me encontraría porque ya lo conocía pero poder respirar debajo del agua fue un gran descubrimiento. 

  • ¿Qué fue lo que más te deslumbro?  

Todo lo que veía, siempre he sido muy curioso y ahora 40 años después sigo igual, en cada inmersión encuentro algo que me fascina. Muchas veces digo que estudié Veterinaria porque tenía más salidas económicas que Biológicas pero creo que siempre he sido más biólogo que veterinario. 

  • ¿Estudiaste alguna especialización en animales acuáticos? 

No, soy totalmente autodidacta pero me informo de libros o personas especializadas en nudibranquios para adquirir conocimiento y poder transmitirlos a los demás. 

Desde chico me gustan los animales, el mar. Como antes te he comentado, siempre he estado rodeado de animales, del mar y todo lo relacionado con la naturaleza, pertenezco a diferentes grupos ecologistas desde hace más de 40 años, siempre he estado muy concienciado en preservar nuestro medio ambiente desde muy pequeño. 

  • ¿Cuándo decidiste empezar con la fotografía? 

La primera foto fue en verano de 1979 de un sargo en blanco y negro y desenfocado, después algunas fotos de pecios de barcos que había en la Marina Botafoch, sin dudas en aquella época las fotos que se hacían eran pocas por su coste. 

Cuando retomé el buceo hace 8 años me compré una GoPro y he ido evolucionando. 

  • ¿Qué sientes cuando estas bajo el mar? 

Me siento en otro mundo, uno tiene que probarlo para entenderlo, cuando metes la cabeza debajo del agua se abre un mundo tan diferente que parece irreal. Estoy retirado y ya no trabajo y buceo todos los días del año, tanto de día como de noche, y créeme que es adictivo, hay tantas cosas que ver y descubrir casi delante de nuestras casas que mucha gente piensa que las fotos que hago son de los trópicos o sitios muy lejanos y los tenemos a pocos metros de donde vivimos. 

  • ¿Tienes algo especifico que te guste fotografiar? ¿Por qué?  

Me gusta fotografiarlo todo, pero me inclino más por las cosas pequeñas, el macro me fascina, ver nudibranquios de pocos milímetros con colores muy llamativos para advertir de su toxicidad me fascinan; la fotografía nocturna tiene un plus de dificultad, pero es muy gratificante y la vida submarina cambia radicalmente en comparación al día. 

  • ¿Por qué tanta pasión por los nudis? ¿Qué te podrecen? 

Los nudibranquios los descubrí gracias a Marisol Torres y Paulo Peixoto; allí se me  abrió un mundo fascinantes de formas, tamaños y colores, algunos de solo escasos 5 mm hasta de 7 o 8 centímetros, de formas casi extraterrestres y colores muy llamativos. 

El problema es encontrarlos, cada especie tiene su época del año, su alimento preferido, hay los que son carnívoros (comen otros nudis o puestas de huevos de peces), otros comen   esponjas, hidrozoos y diferentes algas , algunos son diurnos pero otros nocturnos y cada especie tiene predilección por corrientes marinas o sitios más o menos profundos,….. 

  • ¿Qué tiene de diferente para ti la fotografía tradicional, de la subacuática? 

Todo, tienes que pensar que debajo del agua tienes poco tiempo para pensar en poner los parámetros a la cámara, las inmersiones duran unos 60 minutos, tienes que controlar la flotabilidad, consumos de aire y muchas veces corriente o mar de fondo. En tierra tienes más apoyos para sacar una foto y más tiempo para hacerla. 

Pienso que la fotografía submarina es complicada, difícil y los equipos son caros pero la satisfacción de sacar las fotos lo compensa. Hoy en día se están abaratando bastante los equipos o pueden comprarse de segunda mano y empezar con un equipo decente a unos precios razonables. 

  • ¿Cuál fue la fotografía mas difícil? 

No tengo una foto más difícil que otras, soy un poco obsesivo y cuando quiero fotografiar algo en concreto lo busco hasta que lo encuentro y si le saco una buena foto ya soy el hombre más feliz del mundo. 

La foto que me llevó más horas hacerla fue el reyezuelo con la puesta de huevos en su boca, estos peces son los machos que guardan los huevos fecundados en su boca y cuando lo hacen se vuelven asustadizos, viven solos en cuevas o grietas. Cuando te acercas a ellos se meten en la cueva o te dan la espalda. 

Un día, en Cala Moli, vi a un reyezuelo solitario en una pequeña cueva y parecía que estaba guardando los huevos en su boca, volví a vigilar el pez cada día durante 3 o 4 días, se acostumbró a mi presencia y cada vez se escondía menos en su cueva. Pasaba 2 o 3 horas al día observando su comportamiento, vi que cada 3 o 4 minutos el pez abre la boca para expulsar los huevos unas décimas de segundo y volver a engullirlos y así oxigenar los huevos. Después de unas 6 a 9 horas estando con él, conseguí la foto deseada. 

  • ¿Alguna vez, por querer tener la mejor toma de una foto te sentiste en peligro? 

Nunca, soy muy consciente de que los humanos no estamos preparados para el mundo submarino y por mucho equipo que tengamos, este puede fallar. Respeto mucho el mar, sé cuales son mis limitaciones y tienes que pensar que, en la fotografía submarina, la luz es primordial , si puedo hacer una foto a 5 metros de profundidad no bajaré a 10 metros.
 

  • ¿Cómo lidias con la basura en el mar? 

La verdad es que suelo ver algo de basura en las inmersiones pero no tanta como piensa la gente, llevo una red y recojo todo lo que puedo. Diferente es en otros países como Filipinas, Indonesia, Centroamérica donde ves tanta basura que te pone los pelos de punta, pero creo que estos países están cambiando lentamente. 

  • ¿Notas algún cambio en el mediterráneo desde tus comienzos a hoy? 

Sinceramente no, en sitios que no son reserva marina se ven menos peces pero dentro de las reservas la vida esta espectacular. 

  • ¿Tu mejor anécdota en el mar. 

No tengo ninguna anécdota en concreto, pero poder rodearme de mis amigos de buceo y pasar un día en el mar es mi mejor recompensa y si además vemos algo interesante ya es para 10. 

Llevo buceando con SCUBA IBIZA  desde hace 8 años, nos vemos todas las semanas del año y ya somos como una gran familia y eso para mí es tan importante como bucear. 

  • ¿Alguna vez ganaste algún premio de fotografía? ¿Cuáles? ¿Y cuándo y porque foto?  

Solo me he presentado a tres concursos de fotografía, dos en Formentera y otro a nivel Balear, y en los dos concursos de Formentera saqué algún premio, el año pasado mejor macro con un nudibranquio. 

¡¡Felicitaciones por ese premio!!  

  • ¿Y con la que ganaste es tu preferida o Cual es su foto favorita 

Como antes he comentado, la foto del reyezuelo es una de las que más me gusta por el trabajo y las horas que pasamos los dos ( yo y el pez) hasta conseguir la foto. 

reyezuelo

reyezuelo con sus huevos

 Joan Gracias por dedicarnos un ratito de tu día, ha sido un placer poder charlar contigo y tu historia y tu amor por los animales y la fotografía subacuática son fascinantes. Sin duda alguna, has hecho un excelente trabajo con esa foto del reyezuelo.  

Lectores como les digo siempre… 

 Observen los océanos, fijen su mirada en el mar, siéntelo, respira… ellos nos proporcionan la mitad del oxígeno que respiramos… donde las leyendas cobran vida y la realidad se convierte en fábula. Desconocidos mundos, desconocidas historias, solo custodiadas por un furioso e indefenso mar. 

Carla Villari.  

×

Talk to Us NOW!NOW

× WhatsApp